Galletas con Avellanas

Nussecken 2

Estas galletas con avellanas son alemanas y se conocen como Nussecken. Son exquisitas y muy elegantes. También son bastante fáciles de hacer. Consisten de una capa de galleta de mantequilla encimada con una capa muy ligera de mermelada de damasco (albaricoque) y avellanas en un caramelo de mantequilla y azúcar. Una vez cocidas y cortadas se les pone chocolate amargo a dos de las tres puntas.

Estas galletas con avellanas son un regalo perfecto de su cocina. Quedará finisim@ e impresionara a sus amigos y familiares. No podrán creer la delicia que Ud. les preparo.

Esto es lo que van a necesitar para hacer estas galletas con avellanas tan perfectas:

Hace unas 30 galletas
PARA LA MASA:
1 3/4 taza (224 gramos) de harina blanca
2/3 de cucharilla de polvo de hornear
1/2 taza (100 gramos) de azúcar blanca
1 huevo grande – ligeramente batido
1/2 cucharilla de pasta o extracto de vainilla o una cucharilla de azúcar de vainilla
1 cucharada de agua
1/2 taza (113 gramos) de mantequilla sin sal muy suave
PARA LAS AVELLANAS:
3/4 taza (170 gramos) de mantequilla sin sal
3/4 taza (150 gramos) de azúcar blanca
3 cucharadas de agua
1/2 cucharilla de pasta o extracto de vainilla
3/4 taza (100 gramos) de avellanas molidas
1 3/4 tazas (200 gramos) de avellanas picadas
3 cucharadas de mermelada de damasco o albaricoque
200 gramos (8 oz) de chocolate amargo

Mezcle la harina con el polvo de hornear y el azúcar en un bol. Agregue el huevo, la vainilla, el agua y la mantequilla. Mezcle bien hasta conseguir una masa. Puede usar sus manos o una batidora. Haga una bola de la masa y refrigérela por unos 30 minutos.

Mientras la masa se refrigera prepare sus avellanas. Ponga la mantequilla con el azúcar, el agua y la vainilla en una cacerola pequeña. Trabaje a temperatura media/baja y empiece a revolver hasta que el azúcar se disuelva. Revuelva por unos 4 minutos para permitir que empiece a caramelizar. Agregue las avellanas molidas y las picadas, mezcle bien y retire del fuego. Permita que se enfríen por unos 10 minutos.

Caliente su horno a 350 grados F (175 C). Forre una lata de hornear de 30×40 cm (10×15 pulgadas) con un pedazo de papel para hornear (parchment) o la parte interior de una bolsa de supermercado café ligeramente enmantequillada. Corte el papel a la dimensión exacta de la parte de adentro de su lata. Si no puede conseguir papel aplique una capa muy ligera de mantequilla al molde y agréguele un poco de harina – como si estuviese haciendo un pastel.

Ponga la masa encima del papel cortado y estírela con un rodillo para cubrir el papel exactamente como está cortado y en una capa más o menos del mismo grosor. Transfiérala a la lata con cuidado.

Si no tiene papel ponga la masa al centro de la lata de hornear y estírela con las manos. Vaya aplastándola a medida que la estire para cubrir el fondo de la lata. Trate de que su masa tenga más o menos el mismo grosor.
Esparza la mermelada de damasco en una capa fina sobre la masa estirada. Añada las avellanas preparadas y espárzalas bien. Meta la lata al horno por unos 20 minutos.

Saque la lata del horno y deje que se enfríe unos 10 minutos antes de ponerla sobre una rejilla. La capa de avellanas estará aun suave pero se endurara a medida que se vaya enfriando.

Una vez que esté completamente fría corte la masa en cuadrados iguales y luego corte el cuadrado en diagonal para formar triángulos.

Derrita el chocolate al baño María, revolviendo constantemente. También puede hacer esto en el micro-ondas pero tenga cuidado de no quemar el chocolate. Va a tener que sacarlo del mico-ondas cada 30 segundos y revolverlo.

Meta una punta de su triangulo al chocolate derretido y sacuda el exceso. Gire la galleta y haga lo mismo con la esquina opuesta. Ponga la galleta sobre una rejilla puesta encima de una lata de hornear para que reciba el chocolate que choree. Permita que el chocolate se endure. Ponga las galletas en un contenedor cerrado en el refrigerador. Le duraran así una semana. Buen provecho.

Imprima su receta aca

My name is Mary Ann Allen and I am here to help you get organized so you can save money on groceries and feed your family healthy, nutritious food. My multi-cultural cooking background comes from being born in the US and raised in Bolivia. I have 5 kids and own around 400 cook books. I absolutely love to cook!

Be first to comment