Galletas de Mantequilla con Mermelada

Estas galletas de mantequilla con mermelada son muy fáciles de hacer y son una verdadera delicia. Son delicadas y elegantes y perfectas para cualquier ocasión especial.

Cuando estén haciendo galletas traten de acordarse de sacar la mantequilla del refrigerador unas dos horas antes de empezar. De esta manera la mantequilla estará suave y podrá mezclarla con el azúcar sin ningún problema. Lo mismo con el huevo que debe de estar a temperatura ambiente para mejor resultado.

Si bien yo use mermelada de fresa en esta receta también pueden usar mermelada de damasco o de durazno.

Esto es lo que va a necesitar para hacer estas galletas de mantequilla con mermelada tan deliciosas:

Hace cerca de 24 galletas
1 ¾ tazas (245 gramos) de harina para todo uso
½ cucharadita (2,5 ml) de bicarbonato de sodio
½ cucharadita (2,5 ml) sal
¾ de taza (170 gramos) de mantequilla sin sal, muy suave
2/3 taza (135 gramos) de azúcar + ½ taza (100 gramos) para el recubrimiento
1 huevo grande a temperatura ambiente
1 cucharadita (5 ml) de extracto de vainilla
½ taza (165 gramos) de mermelada de fresa (un poco más si es necesario)

Calentar el horno a 350 grados F (176 C) y forre dos hojas para hornear con papel pergamino o esteras de silicio.

Mezclar la harina con el bicarbonato de sodio y la sal en un tazón.

Coloque la mantequilla y 2/3 tazas (135 gramos) de azúcar en un bol y bata hasta tener una crema uniforme. Añadir el huevo y la vainilla y mezclar. Añadir los ingredientes secos y mezclar hasta que este bien incorporado. No mezcle demasiado.

Coloque el azúcar restante en un recipiente poco profundo. Hacer bolitas del tamaño de una nuez con las manos limpias y rodar en el azúcar. Ponga en las hoja de hornear con alrededor de 2 pulgadas (5 centímetros) de distancia.

Hacer una pequeña hendidura en el medio de las galletas con su dedo pulgar. Llene cada agujero con mermelada. Hornear las galletas de 11 a 15 minutos hasta que los bordes estén ligeramente dorados.

Retire las galletas del horno y colocar la lámina sobre una rejilla para enfriar. Permitir que las galletas se enfríen en la hoja durante unos 10 minutos.

Retirar las galletas de la hoja con cuidado y colocarlas en una rejilla para terminar de enfriar. Servir y disfrutar.

Imprima su receta acá

Be first to comment