Pechuga de Pollo Jugosa

Baked Chicken Breast 2

Quiero mostrarles como cocinar pechuga de pollo jugosa al horno. Esta técnica siempre les brindara una pechuga de pollo deliciosa y húmeda. Muy a menudo la pechuga de pollo es seca y con sabor a cartón. Es porque se la sobre cocina y no sale bien. Este método les garantizara pechugas de pollo exquisitas.

Lo primero que vamos a hacer en esta receta de pechuga de pollo jugosa es remojar las pechugas en salmuera. Este paso es crucial puesto que llena la pechuga de jugos y de sabor. Las pechugas pueden estar refrigeradas en la salmuera de 30 minutos a 12 horas sin ningún problema.

Una vez que estén listas las secaremos y las pondremos sobre una rejilla dentro de una asadera. En este paso permitiremos que las pechugas se pongan a temperatura ambiente. Este paso también es muy importante puesto que asegurara de que la carne se cocine de manera uniforme. Si meten las pechugas de polo al horno cuando estén muy frías terminaran con las puntas demasiado cocidas.

La verdad es que Uds. pueden sazonar estas pechugas de pollo como gusten. Si quieren las pueden hornear simplemente con un poquito de sal y pimienta.

Finalmente, vamos a hornear estas pechugas de pollo jugosas en una asadera cubierta con papel aluminio por los primeros 20 minutos. Luego las terminaremos con la asadera descubierta. Cada horno es diferente así es que deben de estar vigilantes en esta ultima etapa. Las mías tomaron diez minutos mas en estar listas pero las suyas pueden tomar un poco mas de tiempo. Lo importante es no comer pollo crudo pero tampoco secar la carne. Al insertar un termómetro de carne se debe leer 155 grados F (68 C).

Esto es lo que van a necesitar para siempre hacer pechugas de pollo jugosas y perfectas:

Sirve de 4 a 6
4 pechugas de pollo
6 tazas de agua a temperatura ambiente
1/3 taza de sal
1 limón pequeño
Polvo de ajo
Tomillo
Paprika (pimentón)
Aceite de oliva o mantequilla derretida
Sal y pimienta

Calentar el horno a 375 grados F (190 C).

Añadir la sal al agua en un recipiente y mezclar hasta que se disuelve la sal. Añadir las pechugas de pollo. Cubra y refrigere por un mínimo de 30 minutos y hasta 12 horas.

Retire el pollo de la salmuera y secar. Coloque sobre una rejilla en un molde para hornear y dejar reposar a temperatura ambiente durante 15 a 20 minutos.

Exprimir el limón en la pechuga de pollo y sazonar con un poco de sal, pimienta negra, ajo en polvo, el tomillo y el pimentón. Rociar el pollo con aceite de oliva o mantequilla derretida.

Cubra su molde para hornear con papel de aluminio y colocar en el horno durante 20 minutos. Destape y hornee por 10 a 15 minutos extras hasta que esté completamente cocido pero no seco. Al insertar un termómetro de carne se debe leer 155 grados F (68 C).

Retire la pechuga de pollo del horno y cúbralo con papel aluminio. Deje que el pollo repose durante unos 5 minutos y córtelo.

NOTA – Cada horno es diferente así que sus tiempos de cocción pueden variar. No coma pollo crudo que se puede enfermar.

Imprima su receta acá

Be first to comment